Mascarillas amethyste

“Amethyste Hydrate” y qué le diferencia de otras marcas

Hoy vengo a hablaros de unos productos para el pelo que he estado probando durante un tiempo y quería compartir con vosotros mis sensaciones y opinión construida tras ese periodo de uso. Se trata del champú y mascarilla de la gama “Amethyste Hydrate Professional”. En concreto los productos que tengo en mi baño estos meses son:

Antes de continuar con mi opinión quería contaros que tengo algún que otro problema con mi pelo y, sobre todo, con lo que lucho casi constantemente es la caspa y el picor del cuero cabelludo. Aunque eso ya lo tengo controlado, otro problema que sufre mi pelo, es la deshidratación y la rotura por el uso constante de la plancha (lo aliso prácticamente todos los días para darle forma, porque lo llevo corto en estilo bob). He utilizado bastantes champús de distintas marcas, pero, aunque al principio parezcan que me iban muy bien, tras los 4-5 usos comenzaba a desarrollar caspa o picores. Y aquí es donde entra Amethyste Professional.

La empresa que desarrolla esta gama de productos entre otras se llama “Farmavita” y es procedente de Italia. Existe desde hace aproximadamente 30 años y también tiene sede aquí en España. Está dedicada al desarrollo y producción de productos innovadores aplicando la última tecnología para intentar conseguir resultados óptimos, gracias a los cuales los clientes repetirían y serían fidelizados.

“Amethyste Professional” es una gama para el cuidado del pelo y cuero cabelludo.

“Amethyste Professional” es una gama para el cuidado del pelo y cuero cabelludo que dentro de sí misma dispone de productos que se adecuan a los distintos tipos de cabello (hay para cabellos teñidos, grises, débiles, etc.).

El Amethyste Hydrate Shampoo tiene como función principal reconstruir el equilibrio de la fibra capilar dejando una cabello suave y ligero. Es el más adecuado para cabellos secos y sensibilizados.

La mascarilla que lo acompaña – Amethyste Colouring Mask –, es una mascarilla colorante que tiene como objetivo aportar nutrición profunda e hidratación a la fibra capilar, dejando una suavidad de raíces a puntas. Pero sin quedarse atrás también intensifica y reavive el color del pelo. Yo tengo mechas rojizas que me hice hace unos pocos meses y me ayuda a mantener el tono brillante y luminoso. Esta mascarilla también actúa creando reflejos temporales sobre el cabello natural, por lo que es perfectamente aplicable a aquellos cabellos que no han sido teñidos. Su componente principal que ayuda a la nutrición, suavidad y brillo es el aceite de Argán conocido por muchos de nosotros. Su otro nombre es el “oro del desierto” y sin ir más lejos es la pura verdad, porque su uso promete unos resultados excepcionales y lo cierto es que se consiguen.

Para que la mascarilla tenga el máximo efecto, una vez usado el champú y aclarado, la aplicamos sobre el cabello mojado, peinamos y dejamos actuar durante 5 minutos. Finalmente, enjuagamos. Es muy importante antes de nada realizar una prueba preliminar de alergia y utilizar guantes para no colorease las manos.

¿Cuál ha sido el resultado?

Cuando empecé a utilizar estos dos productos lo primero que se me pasó por la mente en la ducha fue “¡Dios, que olor tan increíble!”. Huele a peluquería (no sabría definirlo de otra manera la verdad), a mí me recuerda a la escena de estar sentada en el sillón y mientras tanto la peluquera me va lavando el pelo aplicándole los distintos tratamientos. Tiene un aroma peculiar pero adictivo y que, además una vez lavado el pelo, aguanta bastante tiempo.

El resultado que he obtenido a largo plazo es un pelo limpio y un cuero cabelludo sin picores. El pelo se me queda muy suave y ligero, limpio durante unos 3 días (algo que antes era prácticamente imposible, porque tenía que lavarlo a cada dos como mucho) y recuperado siendo profundamente nutrido por los componentes que contienen el champú y la mascarilla. No he notado ningún efecto graso por la aplicación de la mascarilla, solamente nutrición intensa de raíces a puntas.

Por último, y antes de terminar con mi reseña que espero que os sirva me gustaría añadir que al usar estos dos productos de la gama Amethyste de hidratación y recuperación, he notado que cuando me aliso el pelo con la plancha (utilizo Babyliss Professional) permanece suave al tacto sin encresparse. El uso prolongado tanto del champú, como de la mascarilla le aportan un brillo natural muy bonito.

Quería haceros una recomendación en caso de que no os atrevéis con las mascarillas colorantes de la gama. También está disponible la mascarilla “Amethyste Hydrate Velvet Mask” que es adecuada para cabellos secos y sensibilizados, aportando suavidad e hidratación profunda sin colorear el pelo de forma temporal. En este caso antes de aclararla, con dejarla actuar unos 2-3 minutos sobre el pelo mojado es suficiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *